«Volver al blog

Cómo mejorar la memoria

Hay personas que tienen lo que se conoce como memoria de elefante. ¿Quieres ser como ellas? En este post te explicaré cómo mejorar la memoria a través de los dos tipos básicos de memoria: memoria de corto plazo y memoria de largo plazo.

Cómo mejorar la memoria de corto plazo

La memoria de corto plazo la puedes mejorar igual que mejoras tus bíceps en el gimnasio: haciendo ejercicio con ella. Cuanto más ejercites y utilices tu memoria de corto plazo, más información podrás almacenar en ella.

¿Qué ejercicios son buenos para mejorar la memoria de corto plazo? Ejercicios como el Simon te ayudan a fortalecerla cada vez que juegas a ellos. En general, cualquier ejercicio que te obligue a realizar un esfuerzo memorístico te está ayudando a mejorar tu memoria de corto plazo. Hay muchísimos juegos, ejercicios y dinámicas que se utilizan en muchas formaciones y talleres de memoria y que son excelentes para mejorar la memoria de corto plazo. En el siguiente vídeo puedes descubrir algunos de ellos:

Además, es importante que sepas que, al contrario que ocurre con tus bíceps y los demás músculos de tu cuerpo, el cerebro es un órgano que no se lesiona con el uso, sino todo lo contrario: puedes utilizarlo durante varias horas seguidas y, aunque te sientas cansado, tu cerebro seguirá intacto y mucho más fuerte.

Cómo mejorar la memoria de largo plazo

Al contrario de lo que ocurre con la memoria de corto plazo, la memoria de largo plazo no se entrena en el sentido de hacer ejercicio mental con ella, sino que su fortalecimiento se basa en buenos hábitos de su uso que muchas veces consisten en reglas mnemotécnicas.

Por ejemplo, ¿cuántas de las palabras en alemán que enseño en este vídeo eres capaz de recordar?

La clave de las personas que tienen una “memoria de elefante” es su habilidad para crear sus propias reglas mnemotécnicas y para recordar algo haciendo poco esfuerzo a la hora de almacenar la información, poco esfuerzo a la hora de recuperar la información y asegurando el recuerdo a largo plazo. Para esto, es necesario tener entrenadas otras capacidades como las capacidades creativas, entre ellas la habilidad de conexión.

Por lo tanto, las fórmulas y técnicas sobre cómo mejorar la memoria de corto plazo y la memoria de largo plazo son muy distintas entre sí.

¿Cuál de ellas te interesa más entrenar a ti? ¡Anímate a dejar un comentario! 🙂

Seguir
Recibe por e-mail todas las novedades de esta página

Acepto los términos y condiciones del aviso legal